viernes, 17 de diciembre de 2010

Epic Mickey - Análisis Wii

Llega Epic Mickey a Wii, un verdadero tributo al olvidado mundo de Disney. Aventuras, puzles, plataformas y mucha magia en lo último del roedor más famoso del mundo del cine. De la mano de Warren Spector, Epic Mickey es un juego oscuro y diferente que redefine al ratón de Disney.

Desde el principio el videojuego pretendía representar un cambio en Mickey Mouse, reflejar de algún modo la cara oscura del personaje. Si bien esta era la idea, al final el juego ha resultado ser más un homenaje a la trayectoria del afamado icono de Disney. El título, de hecho, se encuentra más centrado en integrar elementos del mundo Disney en la estructura del juego que en dar al propio juego su propia cohesión jugable.

El argumento de Epic Mickey intenta rescatar del olvido a esos personajes olvidados de Disney que Mickey un día disolvió por accidente

Sin embargo, el proyecto se ha desempeñado con mucho estilo. El mismo argumento nos muestra a un Mickey Mouse que, antes de convertirse en estrella, atraviesa el espejo de su habitación para encontrarse con un maravilloso mundo que un hechicero (Walt Disney) está creando. Allí, Mickey coge un pincel y decide aportar algo de su talento artístico. Pero algo terrible ocurre, y lo que era una inocente aportación se convierte en la pesadilla de las creaciones en ese mundo. Asustado, Mickey regresa al mundo real.

La mecánica principal de juego se basa en usar el pincel (con el wiimote) para dar vida a elementos ocultos del escenario

 Los años pasan, y el roedor gana fama hasta la actualidad. Pero un día una sombra atrapa al personaje y lo arrastra hacia ese mundo que él mismo corrompió por accidente. Ese lugar es el Páramo, donde residen los personajes más olvidados de Disney, y todo por culpa de Mickey, que deberá encontrar el camino de vuelta mientras supera los obstáculos que le persiguen, incluida su conciencia.

La historia olvidada de Disney dentro del videojuego es uno de los aspectos a destacar del conjunto

 La creación es lo que más se parecería a una pesadilla de Mickey, con una serie de aliados que incluyen versiones robóticas de sus mejores amigos o enemigos como Oswald (la primera creación de Walt Disney), que guarda odio ante aquel que le arrebató protagonismo. El título está básicamente apoyado en la aventura, si bien presenta ciertas dosis de plataformas aderezadas con puzles. Y todo a lo largo de unas 15 horas de juego (más si contamos su potente rejugabilidad) que, sin embargo, no logran un sistema de juego bien estructurado.

Nuestro papel en Epic Mickey es recorrer los rincones más olvidados del mundo Disney

 El videojuego se estructura en diferentes regiones de recorrido lineal dotadas de plataformas, exploración, puzles e incluso algo de conversación como previo paso a resolver las misiones que nos proponen los habitantes del Páramo. Sin embargo, el principal problema es que el ritmo resulta muy lento debido a un Gremlin que aparece cada pocos minutos en la acción y que, en teoría, se plantea como nuestro amigo resuelve-dudas.

En el juego encontraremos fases de plataformas 2D muy simples, basadas en cortos Disney de animación

En cuanto a la dificultad, ésta cuenta con picos bastante altos, si bien la cámara (que resulta deficiente) y la perspectiva provocan que la dificultad desilusione al jugador en vez de motivarlo. Por otro lado, la progresión es un poco ilógica, no sigue un orden predeterminado y el único elemento que interconecta las secciones del Páramo es una serie de proyectores basados en los clásicos Disney. En total, más de 30 fases de plataformas 2D que cuentan con una preciosa resolución artística.

Podemos pintar o usar disolvente para encontrar entradas y objetos ocultos

Los mejores momentos de Epic Mickey vienen de la pintura. Como homenaje a Walt Disney, Mickey lleva  un pincel que impregnará de pintura (para crear) o disolvente (para borrar) todo aquel lugar del Páramo programado para ello, desde farolas y paredes hasta engranajes o generadores. Esta creación pictórica también sirve para resolver puzles y avanzar en la aventura.

De la misma forma que podemos crear (botón B) también podemos destruir usando el disolvente (botón Z) 

La mecánica incentiva la rejugabilidad, pues provoca que nos detengamos a encontrar todos los secretos posibles, como rollos de películas, chispas de poder o medallas. Pero lo más importante de la mecánica es que la resolución de "quests" se alimenta de ella (como pintar una casa o activar un mecanismo), así como el sistema de combate, que descansa en la posibilidad de pintar enemigos -convirtiéndolos en amigos- o de aniquilarlos mediante el disolvente.

En ocasiones podemos entrar a edificios para comprar objetos o adquirir nuevas "quests" que completar

En cuanto al prometido concepto de bien o mal para Mickey el resultado no ha sido el esperado. Si bien en alguna ocasión tomamos alguna decisión (salvar a un Gremlin o obtener un tesoro), el ratón apenas experimenta una evolución según lo que haga. Siempre es bondadoso y admirado en el Páramo, alejado de la oscuridad que tanto se anunció durante el desarrollo del juego.

Existen objetos curiosos, como un reloj que paraliza el tiempo o unos televisores que distraerán a los enemigos mediante un corto clásico de Mickey Mouse

 Epic Mickey reluce en el plano audiovisual. El trabajo artístico es uno de los apartados visuales más coloridos del catálogo de Wii. De todas formas, el clima de decadencia del Páramo sigue presente en el juego, con una representación encomiable del mundo más olvidado de Disney, con decorados como el castillo de la Cenicienta o el país de Nunca Jamás.

Mickey está representado con la estética que tenía en su nacimiento, allá por 1928

En la trama nunca escucharemos hablar a los personajes (habremos de leer los subtítulos en castellano), pero sí que disfrutaremos de una banda sonora variada y adecuada a cada entorno y situación. Hasta la música se hará más alegre o más triste en función de lo coloreada o decadente que esté una zona.

Epic Mickey ya está disponible para Wii.



Sin ser tan oscuro y revolucionario como se esperaba, Epic Mickey redefine al ratón más famoso de la Historia con una aventura plataformera que plasma el mundo más olvidado de Disney. Una compra obligada para todo aquel que sienta algo especial por Mickey Mouse.

Nos leemos.

2 comentarios:

Delirios de Muñekita CaT dijo...

Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes munekitacat@hotmail.com

besos

Isabella Miranda

J.Lasso dijo...

Espero tu email con toda la información relativa al intercambio de enlaces ;)

Un saludo

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Buy Printable Coupons