sábado, 5 de marzo de 2011

Killzone 3 - Análisis PS3

Poderoso, visceral, épico, salvaje. El espectáculo bélico de Guerrilla ya está de vuelta para PS3. Killzone 3 se vuelve a presentar como un salvaje y épico shooter de calidad que consolida a la series como una de las mejores de esta generación. Y todo gracias a su incríble forma de aunar tecnología y jugabilidad.

Los sucesos de Killzone 3 acaecen tras el final de la segunda parte, volviéndonos a poner en el pellejo de los hombres de la ISA y de Tom Sevchenko, el protagonista de la secuela. El argumento es sencillo, como en cualquier videojuego de acción en primera persona, informándonos al principio sobre cómo ha cambiado el mundo de Helghan y el convulso futuro que se le presenta. Sin embargo, no podemos más que señalar la pobreza del hilo argumental del juego.

El fascinante mundo de los Helghast es explorado en Killzone 3, aunque quizá no tanto como nos gustaría

Hay que reseñar que Killzone 3 cuenta con nada más y nada menos que 70 minutos de cinemáticas, una cantidad que resulta excesiva para un título de acción. Por otro lado, el videojuego divide su campaña individual en secciones y checkpoints. Las algo más de 8 horas que nos llevará superar el Modo Historia en su totalidad son la mayor fortaleza del videojuego, apoyadas por un multijugador enormemente sólido y por una campaña cooperativa que debuta.

 Las secuencias cinemáticas salpicarán la acción casi constantemente y no le sentarán bien al ritmo del juego

A diferencia de su predecesor, Killzone 3 opta por un control mucho más estándar, apostando por una fluidez y una precisión mucho mayores. En cuanto a las coberturas, en esta ocasión sólo nos descubrimos para disparar, puesto que la cámara nos permite visualizar a la vez el parapeto y lo que tenemos delante sin tener que exponernos. La movilidad, por tanto, es máxima y todo resulta mucho más cómodo e intuitivo, si bien se ha perdido un poco el componente táctico del anterior videojuego.

Los decorados destructibles atesoran elementos con los que podemos interactuar con el fuego de nuestras armas o con la onda expansiva de nuestros explosivos

Por lo que respecta a la inclusión de PlayStation Move en Killzone 3 falta algo de precisión, debido a la exactitud a la hora de apuntar que requiere un shotter. Sin embargo, al ser el primer "FPS" que se lanza con esta tecnología los resultados son bastante satisfactorios. Asimismo, el Tirador de Precisión PlayStation Move ancla los mandos del dispositivo en un soporte de plástico con forma de arma de asalto. De este modo, acciones como las embestidas cuerpo a cuerpo resultan como si estuviéramos realmente dentro del juego.

Disparar en Killzone 3 es un verdadero placer, y esa debe ser la fortaleza de un shooter. Las armas y su tratamiento son una delicia

La campaña es la misma en la experiencia individual que en la cooperativa. En este último modo la comunicación entre los jugadores es fundamental para coordinar tácticas de ataque y solicitar ayuda cuando uno caiga abatido. El videojuego resulta realmente intenso, algo que se traduce en el combate cuerpo a cuerpo, que se produce a escaso espacio de nuestros rivales. En lo referente al arsenal debutan la MiniGun y el WASP, que son añadidas al armamento existente. Asimismo, esta vez podemos portar tres armas al margen del cuchillo.

Los Jet-Packs debutan como método de desplazamiento, otorgando diversión a las formas de movernos por el escenario

Los combates contra la infantería Helghast subliman el sentido de espectacularidad y aparatosidad. Killzone 3 es un ejemplo de puesta en escena en todos los sentidos. Sin embargo las situaciones acaban siendo algo repetitivas. Eso sí, los combates contra jefes finales son épicos y espectaculares, como contra MAWLR, una bestia metálica de cientos de metros de altura. Por su parte, la IA enemiga vuelve a ser uno de los puntos fuertes, de tal manera que los Helghast se convierten en un enemigo enormemente fiero y agresivo.

Killzone 3 va de sensaciones, y transmite la emoción del combate como ninguno

El multijugador de Killzone 3 no representa una gran revolución, aunque cuenta con detalles como el recorte en el número de jugadores simultáneos, que pasa a ser de 24 usuarios. Esta remodelación cuenta con ocho mapas diferentes (jungla, cementerio, paisaje nevado...) que se perciben más grandes y mejor diseñados. En cuanto a las modalidades de juego hay tres modos de juego online (Guerrilla Warfare, Warzone y Operations) que se complementan con un modo práctica “offline” (Botzone), ideal para familiarizarse con los controles, armas y mapas.

La sensación de protagonizar nuestra propia superproducción de acción y ciencia ficción está muy lograda

Guerrilla Warfare, para un máximo de 16 usuarios, propone disputar partidas al estilo “Team Deathmatch” para acabar con todos los enemigos que podamos antes de que se agote el tiempo. Warzone, por su parte, plantea la mecánica de completar una serie de misiones que se van alternando. Por último, Operations, realiza un enfoque más cinematográfico y propone misiones que contraponen continuamente a las fuerzas de los ISA y de los Helghast, como asesinatos, acciones de buscar y proteger o de capturar y mantener.

Si por algo destaca este Killzone 3 es por dotar a sus escenarios de una mayor variedad

La nota negativa es el hecho de que no tenemos cooperativo online. En cualquier caso, el multijugador de Killzone 3 dispone de más alicientes, como un sistema de experiencia basado en aumentar nuestro rango a medida que obtenemos puntos aniquilando enemigos, realizando disparos a la cabeza, etc. Todo para conseguir “unlock points” con los que desbloquear armas, técnicas o habilidades. Cada una de las cinco clases (ingeniero, francotirador, táctico, soldado de asalto y médico) posee sus propias especialidades, aunque también tenemos técnicas comunes a todos, como la mejora de armadura o el incremento de salud.

Se pueden crear clanes (para participar en torneos), y existe un gran repertorio de trofeos

A nivel visual Killzone 3 mantiene las mismas líneas estéticas y artísticas de su predecesor. En lo que sí se ha progresado es en el aumento del tamaño de los mapas, así como en el empleo de las secuencias cinemáticas. Asimismo, se ha logrado una mayor variedad en los escenarios, que ahora se encuentran salpicados de nieve o de vegetación y están mejor recreados. En lo tecnológico los efectos lumínicos vuelven a ser sobresalientes y la fluidez en la tasa de imágenes por segundo sigue siendo genial a pesar de encontrarse la pantalla atestada de personajes, fuego y explosiones.

El multijugador de Killzone 3 continúa mejorando: menos jugadores simultáneos, pero más intensidad en los mapas

Por otra parte Killzone 3 es uno de los primeros videojuegos en aprovechar las 3D, y lo hace estupendamente. No aporta nada especialmente novedoso a la jugabilidad, pero causa impacto visual el contemplar el escenario de batalla en múltiples planos de profundidad cuando apuntamos con nuestra arma o cuando vamos montados en el exoesqueleto. Por otra parte, la banda sonora es épica e inspiradora y los efectos sonoros son tan estruendosos como cabía esperar.

Killzone 3 ya está disponible para PS3




Killzone 3 es una de las más redondas experiencias de shooter en primera persona que se pueden encontrar en PlayStation 3. La tercera entrega de las series es continuista, pero se convierte en la mejor de la saga gracias a sus mejoras jugables como los añadidos al arsenal, la incorporación de los Jet-Packs, las coberturas o el cooperativo. En definitiva, un videojuego completo con una campaña sensacional muy cinematográfica y un multijugador que multiplica exponencialmente la duración del juego.


Nos leemos.



1 comentarios:

Killzone66 dijo...

muy buen analisis, te felicito amigo de 5links!!

Vota mi web si puedes y agregala a favoritos, yo haré lo mismo con la tuya jejeje

un saludo socio!!

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Best Buy Printable Coupons